La joya perfecta para cada vestido de novia

Por PAULA PIQUER

Hasta el vestido de novia más impactante del mundo debe de ser completado con los más seleccionados complementos. En la actualidad, accesorios como una corona de flores o velo han adquirido un papel protagonista. ¿Pero qué decir de los más importantes, las joyas?

Hay joyas por las que sientes un auténtico flechazo, pero a la hora de elegir joyas para novia tenemos que tener muy en cuenta el estilismo escogido.

Si el escote del vestido de novia que has elegido se caracteriza por ser de corazón, redondo muy cerrado, barco, con hombros caídos o de un hombro es mejor dar importancia a los pendientes y prescindir de collares..

Para los vestidos palabra de honor o strapless, las mejores piezas son collares cortos y pendientes pequeños. En caso de que para el día de la boda se hayas decidido por un estilo halter o por un cuello alto como escote recomendamos no llevar collar y elegir unos pendientes que no sean largos para evitar que toquen la tela del vestido. Puedes darle protagonismo a la pulsera con diamantes o pequeñas piedras de color pastel.

 

Si cuando llegue el momento de elegir el vestido de novia te decides por uno con escote en cuello V o en U puedes elegir como joyas para la boda un collar tipo en gota, con el objetivo de no hacer un corte en la línea del escote, y complementar con unos pendientes a juego.

Unos de los vestidos más fáciles de combinar con todo tipo de joyas, es el vestidos de novia de tirantes fino. Si te decides por un vestido más clásico, con joyas de oro blanco y diamantes te sentirás tu misma. En cambio, para novias más vanguardistas, las joyas de color son la mejor elección.

Seas como seas, decídete por lucir unas joyas preciosas entu día B.