Cómo escoger el anillo de compromiso perfecto

Por PAULA PIQUER

Antes de iniciar uno los tiempos más memorables para una pareja, que es la preparación y celebración de la boda, hay un momento muy importante. Un momento en el que ellos se ponen nerviosos como nunca pensaron y se quedan sin respiración y en que ellas tardan en procesar un par de segundos, unas lloran, ríen, otras pero para todas se convierte irremediablemente uno de los momentos más románticos: la proposición.

En esta ocasión el anillo solitario es la joya por excelencia y por tanto, el diamante el preferido. "Es la piedra más fuerte de la naturaleza, y también la más lujosa. Tiene un aspecto delicado y brillante al mismo tiempo. Habla de belleza, de deseo, de logros. Un anillo de diamantes es el símbolo irrevocable del amor verdadero y del compromiso para toda la vida”.

Pero unas semanas antes de este momento, en alguna joyería del mundo se repite la misma escena. Un hombre entra por la puerta, aparentando seguridad,quiere un anillo, El Anillo, pero no tiene ni idea de cómo elegirlo. 

 

 

5 pasos para escoger el anillo perfecto

ELLA. Lo primero, es conocer perfectamente a la persona a la que se le va a regalar la joya. "Los diamantes están presentes en los momentos más importantes de la vida. Elegir joyería para otra persona no es fácil", reconoce el director de las joyerías Nicol's de Madrid. "La pieza perfecta depende de muchos factores. De sus gustos, de lo que le queda bien. Cuando llega un cliente en busca de un anillo de compromiso le hacemos muchísimas preguntas sobre la novia: en qué trabaja, cómo es, cómo viste, cuáles son sus hobbies, le pedimos ver una foto suya. Solo así podemos aconsejarle con el anillo más apropiado para ella", añade.

"Lo primero que se deje aconsejar por un profesional", dicen desde Aristocrazy. "Lo segundo, que regale lo que le haga ilusión y que no se obsesione con si será poco o mucho. Lo importante es el simbolismo, los sentimientos, apunta.

Así, la lección número uno queda clara: "Lo más importante realmente es su significado. Se trata de una joya muy especial porque formará parte de su vida y con los años se convertirá en elsímbolo del vínculo que existe entre dos personas", nos dice Rosa Tous, "La elección debe ser un reflejo de la personalidad de la novia". Paso 1 superado.
 


ÉPOCAS. La primera idea que le viene a muchos hombres es un anillo con un diamante se vea más y que esté más arriba, que sobresalga mucho. Esto se hacía antes, cuando las mujeres llevaban estas sortijas únicamente dos o tres veces al año.

Pero, según Daniel Nicolás, (Nicol's) “ahora quieren llevarla a diario. Ahí es cuando le explicamos la importancia del engastado. En nuestra opinión, el diamante central es lo más importante pero no es adecuado darle excesiva altura, para que ella pueda utilizar su sortija todos los días sin preocuparse de darle golpes".

Aunque la base tradicional persiste, existen variaciones de modelos y tendencias más modernos. Por ejemplo, a día de hoy además de los solitarios  se llevan las medias alianzas, llenas de pequeños diamantes, esta sortija se llama catalana y se puso de moda". También han ganado protagonismo las piedras de colores, como el zafiro azul que Kate Middleton heredó de Lady Di.


LA PIEDRA. “El solitario es la pieza por excelencia. Sencilla, clásica y con personalidad. Cada diamante es un mundo, es único por sus características. Yo escogería un diamante 'river' completamente incoloro", explica Juan Suárez (Aristocrazy).

Para certificar la calidad y el valor de un diamante, existe un código internacional de cuatro variableslas llamadas 4 C: Color, Claridad, Corte y Carat (o quilates, en español), avalado por el principal organismo mundial en diamantes, el Instituto Gemológico Americano.

- El Corte. Es la forma precisa y la posición de las facetas del diamante. Es el factor más importante que define la belleza de la piedra y esto es algo en lo que coincide la mayoría de expertos. "Cuando la elección es tamaño o belleza, siempre escogemos la belleza", aseguran en Tiffany & Co. "Para nosotros lo más importante es el corte", coinciden en Nicol's.

- Claridad. Aquí se mide la pureza de la piedra, cuántas manchas o impurezas se encuentran en su interior y superficie, y dónde se encuentran dispuestas. Los diamantes perfectos son altamente inusuales.

- Color. Lo ideal en un diamante de compromiso es que sea incoloro. Cuanto menos color contenga un diamante blanco, más valioso es. Sin embargo, casi ningún diamante es perfectamente transparente.

- Carat (o quilates, en español). Los quilates dan el peso y el tamaño del diamante. Un quilate equivale a 0,20 gramos. Es importante saber que los quilates no determinan el valor del diamante, simplemente son una característica más. El precio viene dado por la confluencia de las cuatro C.

 


PERSONALIZACIÓN. A los hombres les gusta añadir su tioque personal, cambiando el corte de la pieza o grabando un mensaje en el interior del anillo. Los hace más únicos y especiales., Vemos que el valor emocional del diamante se impone sobre todo lo demás.

La casa francesa Cartier, por ejemplo, ofrece cierta personalización de la sortija de compromiso, según ellos "El detalle final y más romántico es grabar la pieza con una dedicatoria íntima".

Por último, el quinto paso y más importante es no obsesionarse ni volverse loco, y saber que el valor de ese momento tiene por si, no lo tendrá jamás ninguna joya.